En primera instancia es necesario recordar que los motores de corriente alterna son denominados de esta manera por ser motores eléctricos que se caracterizan por funcionar a partir de esta clase de alimentación eléctrica y que, por ende, se la nombra como corriente alterna.

Se recuerda que un motor es una máquina motriz, así que es un aparato que está diseñado para convertir un cierto tipo de energía en energía mecánica de rotación o par. Por tanto, un motor eléctrico lo que hace es convertir la energía eléctrica en una fuerzas de giro a través de la acción mutua de los campos magnéticos.

¿Para qué sirven los motores de corriente alterna?

Es importante destacar que los motores de corriente alterna son utilizados en muchos contextos porque son un tipo de dispositivo que encaja sin problemas en múltiples aplicaciones, tienden a ser más económicos que su contraparte y así mismo representan otro tipo de beneficios para los usuarios.

A grandes rasgos se puede empezar por mencionar que los motores de corriente alterna son empleados en objetos tan comunes para las personas como un taladro, una batidora eléctrica, una sierra eléctrica doméstica, una picadora eléctrica que se usa en la cocina, una pulidora, en una licuadora o una sierra eléctrica con motor universal.

En otras palabras, los motores de corriente alterna pueden ser empleados en dispositivos de todos los tipos, lo único que se requiere en estos casos es aprender a identificar la aplicación con la que se quiere trabajar, realizar los ajustes que sean pertinentes para el aprovechamiento de la energía eléctrica que se usa en este caso y finalmente dar continuidad al sistema según sea lo que se busque.

Más allá de lo anterior, los motores de este tipo se los puede encontrar en otras aplicaciones distintas como por ejemplo:

  • Los compresores que usan motores de corriente alterna asíncronos para extraer, almacenar y comprimir el aire.

  • Las motobombas eléctricas que se fabrican con estos motores para extraer y bombear agua a largas distancias.

  • Los ventiladores axiales industriales con este tipo de motor, usados más que nada para la extracción de calor en las industrias.

  • Los ventiladores centrífugos con estos motores que se utilizan para poder dar refrigeración en las industrias.

Finalmente, respecto a los motores de corriente alterna síncronos, las aplicaciones más típicas que se pueden reconocer en su caso son de carácter industrial, entre las que vale la pena destacar:

  • Los motores síncronos que se usan en la minería.

  • La siderurgia también emplea motores con estas características para sus operaciones.

  • Las fábricas de papel.

  • Las fábricas de cemento.

  • En la industria arrocera se eligen este tipo de motores.

  • Los sistemas de cangilones.